domingo, 29 de agosto de 2010

EL ROLLO CRISTIANO


Mi querido blog, te tengo un poco abandonado, pero es que vivir me lleva mucho tiempo...
En este mes de Agosto, se han cumplido dos años, dos años sin Pacífico, sin contar con su presencia física y su buen hacer, un año más sin sentir su genio y figura por esos parajes maravillosos de la sierra de Gata.
El se ha ido, pero de mil formas se ha quedado para siempre entre nosotros, somos muchos los que así lo sentimos...
Las riendas de su legado, de lo que fue toda su vida, la ha quedado en manos de chicos y chicas muy jóvenes, pero que tienen mucha fuerza e ilusión en todo lo que hacen, por eso Pacífico nunca los dejara solos y esto que os voy a contar me da la razón.
Unos días antes del Campamento, alguien me decía: Mi hija y su amiga no han ido a ese campamento por el "Rollo cristiano" !ya sabes!
Me sentó muy mal escuchar eso pero solo le conteste... - si claro, ahí el que va ya sabe lo que hay-
Luego me dí cuenta que lo había entendido mal, que lo que yo creí que era una ofensa, era en realidad un halago lo que esa persona estaba haciendo, hacia nuestro campamento y hacia a todos los que nos hemos acercado a la Luz de Pacífico.
Pacífico, querido amigo, después de toda una vida de trabajo y dedicación, de un amor infinito a los jóvenes, de respeto y de mucha seguridad por llevar a cabo un sueño, tú sueño y no el de otros...
Tu enorme esfuerzo y tu empeño por que aprendieran a vivir con unos valores, muchas veces trabajando contra viento y marea, pero siempre seguro de que tu sueño merecía la pena ser vivido.
Pues ese sueño ya es hoy una maravillosa realidad, porque ellos, aunque tú ya no estas, siguen poniendo empeño en que no falte cada día en su campamento: El Ángelus donde piden por la Paz, donde rezan cantando, y donde los protagonistas son los más pequeños.
Ellos siguen poniendo empeño en que un sacerdote, celebre por lo menos tres Eucaristías en los días que dura el campamento, misas muy especiales y participativas, celebradas al amparo de la gran encina, en ese Huerto que es un lugar de paz y recogimiento, ese Huerto que te hace sentir que estas en la más hermosa Catedral.
Un campamento donde cada año se practica la generosidad y el amor al prójimo menos favorecido por la vida, y no solo con palabras, yo doy fe, de que todos los años uno o varios niños, disfrutan del campamento gracias a esa generosidad.
Un campamento donde solo disfrutar del paisaje que lo rodea, es ya un autentico lujo, donde no falta nunca la alegría, los juegos, el deporte, las competiciones, la música y el baile, dormir bajo las estrellas, las divertidas "NOCHES DE MIEDO" las buenas comidas hechas cada día con mucho cariño por la mejor de las cocineras, y mil cosas más, que hay que estar allí para vivirlas.
Si además, los de fuera os ven como un campamento cristiano, pues es que realmente pacífico sigue junto a vosotros y lo que el quería para ese campamento se ha cumplido.
Muchas felicidades a todos por mantener vivas las enseñanzas de Pacífico, y por mantener ese ROLLO CRISTIANO que os hace especiales.
Isabel Agundez Jacobo

5 comentarios:

tacheyfamilia dijo...

Ya solamente observar la foto, muestra de qué "mil formas" su espíritu sigue vivo. Pero me alegra saber que el rollo provoca algún salpullido en los detractores. Estoy harto de justificarme por mis creencias, por ir a misa los domingos o por rezar antes de cada viaje con mis hijos. Gracias. Un besazo.

IAgundez dijo...

Nunca, nunca te justifiques, siempre, siempre dá testimonio de tu fe.
Un beso grande.

isa hija dijo...

Pacífico me enseñó mucho,con él renové mi fe que tenía un poco olvidada

isa hija dijo...

qué linda eres has corregido eso eh?te quiero mucho mami

isa hija dijo...

mamiiiiiiiiiiii,escribe mas por fa,besitos