miércoles, 13 de octubre de 2010

Querido Pacífico, querido amigo


Querido Pacífico, querido amigo
Ya llego el día, ya la ciudad de Cáceres te ha dado un abrazo fraterno, un abrazo mil veces dado
por muchos de sus ciudadanos. Ahora, ya estas en el libro de oro de esta ciudad que un día te acogió, ya eres su HIJO ADOPTIVO.
La verdad es que la inmensa mayoría de los cacereños te han querido siempre, tanto los que hemos estado muy cerca de ti, como los que no te han conocido tanto, tu figura de hombre singular, siempre he destacado y para nadie has pasado desapercibido.
Además quererte ha sido siempre muy fácil.
Sin salirte nunca del Evangelio que predicaba Jesús, nos has mostrado a un Dios de amor, de perdón, de cercanía, y con tu día a día has hecho que nuestra fe se hiciera cada vez más fuerte y más de verdad.
Elegiste un camino difícil, quisiste sembrar tu trigo en unos corazones jóvenes, unos corazones que casi siempre estaban a otras cosas.
Tuviste paciencia, perseverancia. cercanía, firmeza, humildad para hacerte pequeño ante ellos y sobre todo nunca dejaste de sembrar y sembrar en cada corazón.
Creo querido amigo que te fuiste feliz, y que te has presentado ante Dios con las manos bien llenas.
Tu cosecha Pacífico, no ha podido ser más abundante.
Gracias, gracias eternas por todo cuanto nos has dado.
Isabel Agundez Jacobo
PUBLICADO EN EL PERIÓDICO AVUELAPLUMA EN OCTUBRE DE 2010

2 comentarios:

mina dijo...

me alegro mucho, se la merece.......y los cacereños nos merecemos tenerlo como hijo predilecto.......un beso allá donde estes Pacifico.

isa hija dijo...

no puedo añadir nada más,tú lo has dicho todo,te quiero